• Inicio
  • /Noticias
  • General
  • /El CONADEH asegura que el reclutamiento de policías inexpertos y sin verdaderos valores causó el incremento de la criminalidad en Honduras

El CONADEH asegura que el reclutamiento de policías inexpertos y sin verdaderos valores causó el incremento de la criminalidad en Honduras

Tegucigalpa, Honduras. El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), Ramón Custodio, aseguró que la situación de inseguridad en el país aumentó cuando las autoridades encargadas de la seguridad decidieron aumentar el número de policías sin la preparación adecuada y sin los estudios sicológicos para determinar si tenían o no vocación para ese servicio comunitario.

La falta de una política criminal del Estado hizo, que los gobiernos cayeran sucesivamente en la trampa de la improvisación.

Cada gobierno reiteró la misma propuesta, fracasada por añadidura, y persistió en el error de creer que la solución era el simple aumento de los policías, acotó.

Por enésima vez, el ombudsman hondureño recomendó la necesidad de invertir en más equipo y tecnología.

Es indispensable colocar cámaras en sitios estratégicos y resolver, en gran medida, la falta de recurso humano calificado, señaló.

Se estima que alrededor del 80% del presupuesto asignado a la Secretaría de Seguridad se destina al pago de salarios a los policías.

Custodio recordó que entre el 2006 y el 2008  la población expresaba su preocupación por el aumento indiscriminado de policías que eran lanzados a la calle sin la preparación adecuada.

En el 2005, Honduras contaba con 7,500 policías, cantidad que aumentó a 10,534 en el 2006 y a 13,000 en el 2007, para el 2010 la Policía Nacional contaba con 14,000 miembros, de los cuales 13019 pertenecían a la escala básica y 881 oficiales.

De la mano con el aumento del número de policías también incrementó el presupuesto  de la Secretaría de Seguridad, al extremo de alcanzar un monto de 31,006.52 millones de lempiras ($1,629.57 millones de dólares) entre el año 2005 y el 2010.

Pese al aumento del número de policías y del incremento anual del presupuesto asignado a la Secretaria de Seguridad, el defensor de los derechos humanos, consideró que los índices de criminalidad aumentaron considerablemente a partir del año 2006.

Registros del CONADEH indican que en el 2006, Honduras reportaba una tasa de 46.2 homicidios por cada 100,000 habitantes, cifra que aumentó a 66.8 en el 2009 y a 86.5 en el 2011, con la cual se supera casi diez veces más la tasa mundial establecida en 8.8.

Reiteró que la población miraba con preocupación, como el aumento del número de policías sin la preparación adecuada iba de la mano con el aumento de la delincuencia, pues ni siquiera les practicaban estudios psicológicos para determinar si tenían o no vocación para ese servicio comunitario.

El ombudsman hondureño lamentó que todavía muchos policías mueran en los enfrentamientos con los delincuentes por la falta de un chaleco antibalas o por el uso inexperto de sus armas.