Gobierno traspasa administración de Hospital Escuela a la UNAH

Tegucigalpa, Honduras. El presidente de la república, Porfirio Lobo, con el apoyo del Consejo de Ministros, aprobó un decreto ejecutivo, que traspasa la dirección, administración y funcionamiento del Hospital Escuela a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

El decreto fue presentado por el ministro de Salud, Arturo Bendaña, es para que el centro asistencial alcance su modernización y se convierta en definitiva en el establecimiento de atención en salud, modelo que sirva de ejemplo a reproducir en los demás centros de salud del país.

Precisó que en el decreto se establece que es un convenio interinstitucional con una duración de 15 años prorrogables, el que podrá ser modificado o reformado a solicitud de cualquiera de las partes mediante un adendum.

La dirección y administración queda al mando de la UNAH, donde la rectoría debe crear una junta para dichas funciones, con el fin de mejorar la atención de los pacientes y la formación académica de los estudiantes de la Facultad de Ciencias Médicas, agregó el funcionario.

Bendaña detalló que este convenio interinstitucional da potestad a la UNAH a manejar los bienes muebles e inmuebles del principal centro asistencial del país, así como la administración del presupuesto íntegro del Hospital Escuela, que sea aprobado anualmente en el presupuesto de ingresos y egresos de la República.

La UNAH tendrá la potestad incluso de remover el personal que labora en el principal centro asistencial, con causas justificadas, para lo cual la Secretaría de Salud y la Presidencia de la República, asumirán la responsabilidad de pagar los derechos laborales de acuerdo a la ley.

El traspaso de la dirección, administración y funcionamiento del Hospital Escuela a la UNAH, es parte de un proceso de reforma en el sector Salud que busca hacer más eficiente los servicios a la población hondureña en general.

Bendaña señaló que se hará un análisis minucioso para establecer si el convenio debe ser elevado a la aprobación por parte del Congreso Nacional.

Indicó que los gastos generales del funcionamiento del hospital, serán asumidos por la Secretaría de Salud para lo cual se harán las transferencias presupuestarias a favor de la UNAH, institución que queda facultada para hacer la compra de medicamentos, insumos y materiales.

Aclaró que el presupuesto podrá ser ampliado, sin afectar el seis por ciento constitucional del Presupuesto General de la República que recibe la UNAH. No obstante, las autoridades de la Alma Mater deberán hacer una liquidación del presupuesto que se le asigne, tal como lo establece la Constitución de la República.

Asimismo, tanto la Secretaría de Salud como la UNAH, podrán gestionar donaciones o contribuciones extranjeras para mejorar el funcionamiento del Hospital Escuela. En el decreto se establece un plazo para que la UNAH elabore los manuales de funcionamiento y de puestos.

El decreto de traspaso tiene como antecedente convenios suscritos entre la UNAH y la Secretaría de Salud desde 1968 y otros posteriores que dieron vida al ahora Hospital Escuela.

Se acordó que la UNAH, paralelo al manejo del Hospital Escuela, hará una auditoría del manejo de recursos, así como de puestos como parte del proceso de reforma, transparencia y rendición de cuentas a que será sometido el principal centro asistencial del país.

El convenio fue suscrito entre la rectora de la UNAH, Julieta Castellanos y el ministro de Salud, Arturo Bendaña, y el Presidente Porfirio Lobo Sosa quien firmó en calidad de Testigo de Honor.

La remoción o reestructuración que decida practicar la UNAH para un mejor funcionamiento del Hospital Escuela, se hará de acuerdo a una evaluación de desempeño y basándose en lo que establece la Ley de Servicio Civil, por lo que el personal actual o el que se contrate no podrán demandar los beneficios del contrato colectivo de trabajo del Alma Máter o del Estatuto del Docente Universitario.

Tras hacer un recuento de la historia de este convenio que data desde la década de los 60, la rectora de la UNAH, Julieta Castellanos, expresó que “como universidad, asumimos el enorme reto con un profundo entusiasmo, primero porque valoramos la salud es un bien público, social, responsabilidad del Estado, indelegable del Estado y  porque en nuestro concepto pretendemos el fortalecimiento del Estado en temas como la educación y la salud donde la participación del Estado, es la única que puede garantizar un tratamiento equitativo”

En el maratónico Consejo de Ministros que se extendió de las 8:30 de la mañana a las 12:00 del día, los representantes de la Comisión para la Promoción de las Alianzas Público Privadas (COALIANZA) presentaron dos decretos para la ejecución de proyectos para la construcción, reparación y mantenimiento de la red vial del país, mediante la modalidad de concesionamiento.

Uno de esos proyectos es la construcción del proyecto carretero del Corredor Logístico que incluye los tramos Goascorán-Villa de San Antonio- Tegucigalpa-Villa de San Antonio, Villa de San Antonio-San Pedro Sula y San Pedro Sula-Puerto Cortés.

El comisionado de COALIANZA, Wilfredo Cerrato Rodríguez, manifestó que estos proyectos no sólo son importantes para Honduras sino para región centroamericana ya que se complementan con otros proyectos como la optimización de los servicios que presta Puerto Cortés.

Por su parte, el consultor de COALIANZA, Eduardo Escobar, detalló que el proyecto de concesión mediante las Asociaciones Público Privadas (APP) para la construcción del Corredor Logístico consiste en  392 kilómetros de carretera y la ampliación de dos a cuatro carriles, así como el mantenimiento periódico y rutinario de esa red vial.

Indicó que la inversión en la construcción de ese eje carretero significa 96 millones de dólares, más el pago de impuestos y costos de mantenimiento, por lo que en total representa unos 130 millones de dólares.

Precisó que la concesión es por 20 años, lo que incluye el diseño, financiamiento, construcción y mantenimiento del tramo carretero mediante el cobro de peaje, lo que significará para el Estado de Honduras, un ahorro en mantenimiento de carreteras, equivalente a 86 millones de dólares.

Detalló que se estima que el impacto por el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y del Impuesto Selectivo Sobre Ventas, será de unos 43 millones de dólares, que representa un ingreso adicional para el Estado.

La obra generará 13 mil puestos de trabajo de los cuales cuatro mil son directos y nueve mil indirectos.

Explicó que en la licitación de este proyecto participaron 14 compañías de Brasil, México, Ecuador, Colombia, un consorcio de siete compañías de Honduras, Israel, Costa Rica, España, Perú y Panamá. Al final del proceso la concesión se otorgó al consorcio Hidalgo-Hidalgo de Ecuador y Construcción y Administración (CASA) de Perú, indicó Escobar.

La concesionaria de la carretera está obligada a instalar una central telefónica de llamadas gratuitas, casetas de emergencia cada 25 kilómetros, servicio gratuito de grúas y ambulancias, que no existan invasiones en los derechos de vía y a hacer el mantenimiento de puentes y drenajes y atender los derrumbes inmediatamente.

El Presidente Porfirio Lobo Sosa, consultó sobre el proyecto para la construcción de la terminal aérea civil en Palmerola en Comayagua, Cerrato indicó que siguiendo las instrucciones del Mandatario de no aprobar aumento de tarifas, COALIANZA, ha evaluado el monto de las inversiones, las que se han logrado bajar de 311 a 225 millones de dólares, sin detrimento de la seguridad de las personas y en la calidad del servicio, mientras que la tarifa se ha logrado reducir en casi un 90 por ciento.

Sin embargo, la concesionaria ha expuesto el tema de la garantía de ingresos que COALIANZA, considera que no es correcto, porque las estimaciones de la demanda están hechas aún por debajo de lo que arrojan los estudios.

Se le han dado 10 días a la concesionaria para volver a sentarse con sus representantes para buscar el propósito de hacerlo, indicó Cerrato.

En ese sentido, el Mandatario Lobo Sosa, destacó que es importante tener un plan B listo, porque si no se logra iniciar la obra por falta de acuerdo con el concesionario, se tienen que buscar opciones que permitan al Gobierno dejar concluida la negociación e iniciada la obra para que no se pueda detener el proyecto.

Por otra parte, el secretario ejecutivo de COALIANZA, Antonio Pineda, presentó el decreto para el contrato del proyecto para la construcción del empalme con la carretera entre La Esperanza, El Obispo y la rehabilitación del tramo entre El Obispo-San Miguelito-San Juan, que incluye el mantenimiento durante el periodo de 10 años en una primera etapa.

Añadió que una segunda etapa es el bacheo de la carretera San Juan-Gracias-Santa Rosa de Copán y el mantenimiento de la carretera de La Esperanza a Santa Rosa de Copán que también incluye el mantenimiento durante un periodo de 10 años.

Se trata de un tramo en su totalidad en la etapa uno, de 40 kilómetros que forman parte de la Ruta Lenca; el tramo desde La Esperanza a El Obispo, es de 7.10 kilómetros; de El Obispo a San Miguelito 20 kilómetros de rehabilitación, la Esperanza, con un mantenimiento anual referencial de unos 20 millones de lempiras, indicó Pineda.

Explicó que la Secretaría de Obras Públicas, Transporte y Vivienda (SOPTRAVI), constituirá un fideicomiso y va fondear el proyecto, para lo cual se buscará un contratista con capacidad para buscar los recursos y financiar la obra que incluye un libramiento en Yamaranguila para un total de 40.6 kilómetros.

La segunda etapa del proyecto es el mantenimiento durante 10 años del tramo La Esperanza, El Obispo, San Miguelito, San Juan, Gracias, Santa Rosa de Copán, detalló.

En ese sentido, en el decreto se autoriza a COALIANZA y SOPTRAVI,  a suscribir con el Banco América Central de Honduras S.A (BAC) el contrato de fideicomiso del proyecto.

El titular de SOPTRAVI, Miguel Ángel Gámez, refirió que ese es un proyecto que se viene realizando desde hace 22 años y no se ha terminado, por lo que el Estado eroga 20 millones de lempiras anuales y sólo en supervisión ha perdido 138 millones de lempiras.

En ese sentido, aseveró que a través de las APP, el proyecto será entregado en menos de 10 meses, por lo que será inaugurado por el Presidente Lobo Sosa.

Durante el Consejo de Ministros, el Mandatario manifestó su decepción por el exceso de burocracia en el Estado. “Da tristeza y hasta ganas de llorar por la burocracia estatal”, acotó.

“Yo les llamaría a que me revisen sus equipos de trabajo porque en algunas instituciones, ustedes saben que hay diferentes tipos de líderes, hay lideres que tienen ímpetu, o sea, que tienden a empujar las cosas; otros líderes que son simula-ímpetu, y dicen sí yo se lo arreglo y no arreglan nada, pero también están los líderes anti ímpetu, que todo lo miran difícil”, agregó.

En ese sentido, recomendó que presten atención en el retraso de ejecuciones de algunos proyectos en las instituciones porque “no obligan a los equipos a trabajar con agilidad o porque no hacen los cambios necesarios”.

El Mandatario aseveró que apoyará a sus funcionarios en los cambios que quieran realizar a lo interno de las instituciones para eliminar los equipos que no buscan una salida o solución a los temas.

“Hay equipos que conozco, que los he visto y me da tristeza que todo lo que les digan, si les dan este proyecto van a decir, no, eso no se puede, en lugar de buscarle por donde se puede hacer el tema, por donde se puede resolver”, indicó Lobo Sosa.

Reiteró su llamado a los funcionarios para que revisen en sus instituciones donde encontrarán núcleos de empleados que tienen años en sus puestos de trabajo como producto de la burocracia y que su desempeño no es beneficioso.

En el Consejo de Ministros también participaron representantes del proyecto Mesoamérica que forma parte del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla y en la cual se destacó que Honduras ostenta la Presidencia Pro Témpore del sistema durante el segundo semestre de 2012 y donde se hicieron importantes anuncios para el país.

Durante la presentación, la representante de la cancillería mexicana, Constanza McCluskey, reveló que del Fondo para Infraestructura de Mesoamérica por 160 mllones de dólares que el presidente Felipe Calderón, anunció el 5 de diciembre pasado en la cumbre de Mérida, Yucatán, el primer financiamiento es para Honduras con 49.13 millones de dólares para la construcción de la carretera Goascorán-Villa de San Antonio, que serán canalizados a través del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Agregó que también se aprobaron otros 20 millones de dólares para el mejoramiento y ampliación de la carretera CA-5 Norte y otros cuatro millones de dólares, que son parte de una donación del gobierno azteca, para apoyar el Plan Nacional de Seguridad Vial en su segunda etapa, por lo que en total se trata de 74 millones de dólares.

Por su parte, el embajador de México en Tegucigalpa, Víctor Hugo Morales, reiteró el apoyo y respaldo de su país a Honduras durante ejerza la Presidencia Pro Témpore del sistema mesoamericano.

Asimismo, anunció que se hacen las gestiones del caso para que el presidente mexicano, Felipe Calderón, haga una visita oficial a Honduras, antes de que concluya su período de gobierno y pueda visitar los proyectos que con financiamiento de ese país se realizan en el territorio nacional.

En ese sentido, el Presidente Lobo Sosa, agradeció la cooperación mexicana y expresó su beneplácito para que su colega mexicano Felipe Calderón haga una visita oficial al país, antes de que concluya su mandato a fin de reafirmar los lazos de amistad y hermandad entre ambas naciones.

En el Consejo de Ministros, también se aprobó un decreto para la firma de un convenio marco de cooperación institucional entre la Secretaría de Salud, la UNAH, la Secretaría de Educación, la Secretaría Técnica de Planificación y Cooperación Externa, la Asociación de Municipios de Honduras (AMHON), la municipalidad de Colinas, Santa Bárbara y el Primer Hospital Regional Garífuna.

El director del Hospital Regional Garífuna, Luther Castillo, explicó que el proyecto del convenio marco parte de dos experiencias en el país, la de la alcaldía de Colinas, Santa Bárbara donde funciona un programa de atención primaria en salud con la UNAH, y la segunda una propuesta comunitaria de las comunidades garífunas de la región de Iriona, Colón, con un grupo de profesionales de la medicina egresados de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) de Cuba, que atiende de manera gratuita a personas de escasos recursos.

Por otro lado, la viceministra de los Pueblos Indígenas y Afrohondureños, Gloria López, presentó un proyecto para beneficiar y proteger a las mujeres indígenas y garífunas del país que se ha elaborado con la contribución de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*